El Kinect ya no necesitará estar conectado todo el tiempo al Xbox One




Buenas noticias en el mundo de los juegos: Microsoft ha confirmado con el sitio IGN que ya no será una obligación tener el Kinect conectado todo el tiempo para que el Xbox One funcione.


Marc Whitten, vicepresidente de Microsoft Corporate, fue el encargado de dar la noticia al decir que “la consola seguirá funcionando aún estando el Kinect desconectado, aunque no va a poder aprovechar las funciones y experiencia que ofrece este sensor de movimiento”.

El día de ayer Albert Penello, jefe de planificación de producto de Microsoft, explicó en NeoGAF que podríamos apagar la cámara, o micrófonos o ponerla en un estado de Xbox On. También explicó porqué decidieron hacer este cambio.

“Lo que todos nosotros entendimos, y lo que provocó este cambio, es que existían ciertos escenarios en donde las personas no se sentían cómodas. Queremos que las personas estén 100 por ciento cómodas, así que permitimos que el sensor esté desconectado”, escribió Penello.

Con esto Microsoft ya ha cambio varias de sus reglas iniciales para su nueva consola. Así como pasó con la conexión online y con las políticas para los juegos de segunda mano, Microsoft ha tenido que hacer un gran cambio para no perder a sus seguidores.